21 abril, 2017

Reseña: Por trece razones, de Jay Asher

Título: Por trece razones
Título original: 13 Reasons Why
Autor: Jay Asher
Editorial: Nube de tinta
Número de páginas: 304
Año de publicación: 2017
Precio: 16,95€ (papel) / 8,99€ (ebook)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro 
No puedes poner freno al futuro.

Ni reescribir el pasado.

La única forma de revelar los secretos es... darle al «Play».

Una caja, trece caras de casete, trece culpables y una víctima.

Apenas han pasado dos semanas desde el suicido de Hanna, cuando Clay encuentra una misteriosa caja en la puerta de su casa. La caja contiene unos casetes que serán el comienzo de un perverso juego que involucrará a todos los responsables de la muerte de Hanna.
Por trece razones de Jay Asher es el tema del momento gracias a la adaptación que ha llevado a cabo Netflix en forma de serie de televisión con la cantante y actriz Selena Gomez como productora ejecutiva.

Cuando Clay Jensen recibe una caja con 7 cintas de casete sin remitente, no puede sentirse más intrigado ante la incógnita de quién las ha enviado y cuál es el contenido de esas cintas hasta que reproduce la Cara A del primer casete y descubre que quien lo ha enviado no es otra que Hannah Baker, la alumna que se suicidó hace unas semanas. Sin embargo, el motivo de las cintas lo desconcierta aún más: cada una de ellas está dirigida a una de las personas que, a través de sus actos, la empujaron a cometer el suicidio. Si has recibido la caja con los casetes, es que eres uno de los culpables.

Con un argumento como el anterior, Por trece razones no puede sino engancharte desde su primera página, con la tensión aumentando en cada capítulo y con un ambiente de misterio con los que es imposible soltar el libro hasta saber cuáles son los motivos que llevaron a Hannah Baker al suicidio. Es esta tensión la que consigue que la novela funcione con un ritmo ágil y trepidante y que sea una lectura rápida. 

Me atrevería a decir que el punto fuerte que tiene la novela es la profundidad con la que se aborda su tema principal: el suicidio, que aparece retratado de una forma excepcional. Sin embargo, no se queda ahí sino que también también todos los temas que rodean al ya mencionado están tratados de una forma inmejorable. Tenía miedo de encontrarme con que aparecía reflejado de una manera muy simple, pero me he encontrado con todo lo contrario.

Es verdad que, al principio, parecía que las razones que nos iba a dar Hannah Baker sobre su suicidio iban a ser vacuas y pueriles, pero me di cuenta de que no podía estar más equivocado según se va avanzando en la trama y se va dejando ver la relación que tienen todas ellas entre sí.

La historia está narrada desde dos perspectivas, aunque ambas en primera persona: la de Clay y la de Hannah. Sobresale en todo momento, sin embargo, la perspectiva de Hannah, puesto que se podría decir que es la protagonista de la historia que se nos está narrando. La perspectiva de Clay, además, va completando la historia de Hannah a partir de lo que él vivió o vio. Es ese choque entre la realidad de Clay y la de Hannah algo a destacar en la novela, puesto que está muy bien conseguido y no te da solamente una visión interna de lo sucedido, sino también una visión externa que te ayuda a comprender más la situación. 

La prosa de la obra es otro de los aspectos que habría que alabar de ella, puesto que Jay Asher logra retratar fielmente los pensamientos de los personajes-narradores a través de un tono de lo más coherente a su forma de ser. Sí que es verdad, por otra parte, que falló en un par de ocasiones en las cintas de Hannah, cuando utilizaba un lenguaje que no veía del todo verosímil. 
Espero que estés preparado, porque estoy a punto de contarte la historia de mi vida. Más concretamente, por qué se acabó mi vida. Y si estás escuchando estas cintas, tú eres una de las razones.
Sin casi ninguna descripción acerca de los personajes, solamente por medio de sus acciones, el autor ha creado unos personajes muy realistas y coherentes. Sin embargo, habría que destacar, como no podría ser de otro modo, a Hannah Baker, puesto que es un personaje que está tratado de una manera impresionante. Es un personaje redondo y en el que podemos observar una evolución 100% verosímil. 

Por trece razones de Jay Asher es, por lo tanto, una novela cuya lectura es necesaria, no solamente porque esté escrita de una forma excepcional y porque sea adictiva desde el principio hasta el final, sino por los temas que trata y la profundidad con que los hace. Sin duda, es un libro que conciencia a todo el que lo lea sobre esos aspectos de la sociedad que son tan necesarios de conocer. 


5/5

10 abril, 2017

Reseña: Caperucita en Manhattan, de Carmen Martín Gaite

Título: Caperucita en Manhattan
Autor: Carmen Martín Gaite
Editorial: Siruela
Número de páginas: 264
Año de publicación: 1990
Precio: 10,90€ (papel) / 5,99€ (ebook)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro 

Sara Allen es una niña de diez años que vive en Brooklyn, Nueva York. Su mayor deseo es ir sola a Manhattan para llevar a su abuela un tarta de fresa. La abuela de esta moderna Caperucita ha sido cantante de music-hall y se ha casado varias veces. El lobo es míster Woolf, un pastelero multimillonario que vive cerca de Central Park en un rascacielos con forma de tarta. Pero el hilo mágico de este relato se centra en miss Lunatic, una mendiga sin edad que vive de día oculta en la estatua de la Libertad y que sale de noche para mediar en las desgracias humanas o, si es necesario, llegar a regalar un elixir capaz de vencer al miedo.
Carmen Martín Gaite (1925-2000) es una de las narradoras más representativas de la literatura española de la Edad Contemporánea, habiendo obtenido el Premio Nadal 1957, el Premio Príncipe de Asturias de las letras en 1988 y el nacional de las letras españolas en 1994. Si bien la mayoría de su obra se adscribe dentro de lo que se conoce como neorrealismo u objetivismo, en Caperucita en Manhattan Martín Gaite se acerca más al género de la literatura infantil y juvenil mediante la técnica del plagio creativo para reescribir el cuento de Caperucita Roja desde una perspectiva más actual. 

La novela empieza con buen ritmo, a pesar de ser algo lentos sus primeros capítulos porque son bastante introductorios. Cabría esperar que, después de unos capítulos así, la historia empezara a funcionar y se entrara a narrar los hechos que la rodean, pero no es este el caso: el resto de la novela no solo no mejora, sino que pierde el poco ritmo que tenía.

El problema fundamental de la novela es que esa historia no avanza. La autora se centra en presentar en profundidad a cada uno de los personajes que aparecen y en describir el espacio que rodea la historia, con demasiada información que resulta irrelevante para la evolución de la trama. Se consigue así un ritmo demasiado lento y la historia se hace muy pesada. Personalmente, he terminado leyéndome alguna que otra página muy por encima y sin prestar casi atención a lo que se nos contaba en ella porque no se relataba en ella nada interesante.

Cuando la historia consigue avanzar, la trama se soluciona de la manera más simple posible, con un final totalmente abierto y que no deja nada claro: la situación no está como al principio, sino que se queda aún peor que como empezó si bien es verdad que transmite una enseñanza de lo más importante en el mundo actual


Me atrevería a decir que lo mejor que tiene Caperucita en Manhattan es la pluma de la autora: con un tono inmejorable que se adecúa totalmente al tipo de historia que se nos está intentando transmitir, Martín Gaite logra una prosa impecable con la que consigue aliviar un poco la pesadez de la trama. 

Otro de los logros de Carmen Martín Gaite es, sin ninguna duda, el haber retratado unos personajes tan especiales en una novelita tan corta. Si algo bueno tiene el hecho de que presente a cada uno de los personajes en profundidad es que ha conseguido unos personajes redondos, que evolucionan, que están muy bien construídos. Sara Allen, nuestra protagonista, será en quien podamos observar esta evolución en un mayor grado, consiguiendo así un estupendo personaje que se vuelve totalmente realista. Sin embargo, si habría que destacar otro personaje sería a miss Lunatic, puesto que está rodeada de un halo de misterio y de una magia que la convierten en un personaje que te marca.


En definitiva, Caperucita en Manhattan es una novela que se hace muy difícil de leer pero que tiene una prosa brillante y unos personajes llenos de magia.
Y es que cuando la estatua d ela Libertad cierra los ojos, les pasa a los niños sin sueño de Brooklyn la antorcha de su vigilia.
2/5

30 marzo, 2017

Reseña: Cuando me veas, de Laura Gallego

Título: Cuando me veas
Autor: Laura Gallego
Editorial: Planeta (sello Crossbooks)
Número de páginas: 382
Año de publicación: 2017
Precio: 13,95€ (papel) / 7,99€ (ebook) / 7,59€ (Kindle)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro 

Alguien se oculta muy cerca de ti.

¿Quién o qué es? ¿Qué intenciones tiene? ¿Una amenaza desconocida o una luz en la oscuridad? ¿Tiene algo que ver con el caso del “chico de la azotea”?

Extraños sucesos inexplicables. Un secreto. Una muerte repentina. Una investigación. ¡Descubre qué hay detrás!
Cuando me veas es el regreso de Laura Gallego a las librerías españolas con una novela de fantasía urbana.

Tina es una joven de 14 años de ascendencia colombiana que intenta pasar su día a día en el instituto tan desapercibida como le sea posible, hasta que un día descubre que tiene la capacidad de volverse invisible. Esta nueva habilidad le permitirá descubrir los temas tan turbios que están sucediendo en su barrio y decidirá tomar cartas en el asunto. 

Cuando me veas es una novela de lectura entretenida, ágil y rápida que empieza muy bien, pero que se va desinflando a medida que pasan las páginas. Te engancha y te mantiene en tensión en un primer momento, pero el ritmo de la historia va decayendo poco a poco hasta el punto de hacerse tediosa y son muchos los capítulos que se hacen pesados.  

Del mismo modo, al principio, me sorprendió para bien la aparición de temas como el bullying o el racismo, ya que parecía que iban a estar tratados de una forma inmejorable y, de hecho, tiene partes en las que ese es el caso. Sin embargo, al final quedan retratados muy superficialmente y con una perspectiva algo infantiloide. 
Aquel descubrimiento la llenó de incertidumbre. Nunca se había parado a pensar en ello, pero el hecho era que Rodrigo había tratado de detener a aquellos matones que le sacaban una cabeza y lo superaban en número, solo por ayudar a una desconocida que tenía problemas.
Sí que es cierto, en cambio, que tiene un final sorprendente que no me hubiera imaginado en ningún momento, aunque, después de gran parte de la novela haciéndoseme demasiado lenta, me dejó muy frío y sin ganas de más. Aún así, hay un aspecto en él bastante interesante porque sucede algo a lo que no se nos tiene acostumbrado en este tipo de literatura y que me gustó mucho porque aporta realismo a la novela.

La prosa de Laura Gallego, como nos tiene acostumbrados en todas sus novelas, es inmejorable y disfrutaba, sobre todo, con las respuestas tan inteligentes que lanzaba Salima en sus diálogos con Rodrigo.

En cuanto a los personajes, no hay en ellos ninguno que se salga de los estereotipos. Son personajes planos que no nos aportan gran cosa y, en su mayoría, muy infantiles para la edad que tienen. De nuevo, sobresale Salima porque es uno de los personajes mejor llevados a pesar de ser secundario, pero el resto no consigue destacar. 

En definitiva, Cuando me veas es una novela entretenida y de la que disfrutarás pero que se queda en ahí.
2/5

23 marzo, 2017

Reseña: Una barba para dos y otros 99 microrrelatos eróticos, de Lawrence Schimel

Título: Una barba para dos y otros 99 microrrelatos eróticos
Autor: Lawrence Schimel
Editorial: Dos Bigotes
Número de páginas: 168
Año de publicación: 2016
Precio: 16,95€ (papel) / 5,99€ (ebook) / 5,69€ (Kindle)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro / Dos Bigotes
Una barba para dos apuesta por el erotismo en pequeño formato a través de cien microrrelatos que retratan con ironía y ternura un amplio muestrario de escenas cotidianas de la vida gay en los tiempos de Grindr.

Coleccionistas de ligues de una noche, defensores de la monogamia, románticos empedernidos y practicantes del poliamor son solo algunos de los protagonistas de esta provocativa colección de cuentos inéditos que vuelve a demostrar la inventiva desbordante de Lawrence Schimel.

El autor, galardonado en dos ocasiones con el Lambda Literary Award, dibuja un complejo mapa emocional y sentimental en el que reivindica la sexualidad en todas sus variantes, ofreciendo un canto a la vida atrevido y sin prejuicios.
Una barba para dos es una colección de microrrelatos eróticos de muy diversa índole: puedes encontrar en ella desde relatos tiernos e, incluso, divertidos hasta relatos repletos de carga sexual. Son estos últimos los que más presencia tienen en la obra, aunque, si tuviera que quedarme con uno de los grupos en los que los acabo de dividir (que no son, a fin de cuenta, más que etiquetas), sería sin duda con los relatos tiernos: a pesar de su brevedad, están tan bien escritos que consiguen llegarte.

En cuanto a los relatos con más carga sexual, habría que decir que son de lo más excitante y que no rozan, en ningún momento, la vulgaridad. Era ese mi mayor miedo a la hora de emprender mi primer acercamiento al género erótico, que pasasen de lo erótico a lo vulgar, pero Lawrence Schimel consigue quedarse en lo primero. Habría que señalar, además, que no sobra ni falta en ellos ni una sola palabra: se nota que son relatos que están muy trabajados y en los que cada palabra está elegida a conciencia
Cerré los ojos, nos besamos, y con los párpados todavía cerrados vi las estrellas.
La mayoría de los microrrelatos tienen un denominador común, que es su final abierto. Esta técnica funciona la perfección en su gran mayoría, pero es verdad que en ocasiones te deja con ganas de más y no termina de cuadrar ese tipo de final en algunos de ellos.

El gran problema que tiene Una barba para dos es que, a pesar de contener relatos tan distintos entre sí, pueden llegar a ser repetitivos y a hacerse pesados una vez te vas acercando al final de la obra
3/5

21 marzo, 2017

Reseña: El corazón de la Bestia, de Brie Spangler

Título: El corazon de la Bestia
Título original: Beast
Autor: Brie Spangler
Editorial: Montena
Número de páginas: 360
Año de publicación: 2017
Precio: 16,95€ (papel) / 7,99€ (ebook) / 7,99€ (Kindle)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro 
Nadie está a gusto en su propio cuerpo. Pero Dylan siente que el suyo es demasiado. Demasiado alto, demasiado peludo, demasiado grande.

En terapia conocerá a Jamie y, por primera vez en su vida, encajará. Ella le mira como nadie lo ha hecho antes. Y cuando él la mira, ve en ella todo lo que siempre ha querido. En cambio los demás, cuando miran a Jamie, ven algo completamente distinto.

Y cuando la presenta como «su chica», sus amigos se ríen. Demasiado.

¿Somos lo que ven los demás? ¿O somos lo que queremos ser?
La nueva adaptación cinematográfica de la La Bella y la Bestia ha traído consigo la publicación de numerosas novelas que se basan en el clásico cuento de Disney. Es este el caso de El corazón de la bestia de Brie Spangler, un nuevo retelling de temática LGBTQ al que poco le queda del original más que alguna que otra reminiscencia en los personajes protagonistas.

Dylan está cansado de que solo se le conozca por su gran tamaño y por lo peludo de su cuerpo, por lo que decide tirarse desde el tejado de su casa con el fin de romperse la pierna y que le conozcan como "el de las muletas" y no como Bestia. Cuando el doctor descubre que esta caída ha sido a propósito, le enviará a terapia, donde conocerá a Jamie: una chica que le va a encandilar desde el primer momento y que pondrá su vida patas arriba.

Con un argumento tan llamativo, Brie Spangler consigue engancharte a su novela desde la primera página y hasta que termina. Es imposible no devorar una historia como la que ha creado la autora, con un ritmo tan ágil y fluido que convierte la novela en una lectura rápida. 

La trama esconde temas tan duros como el bullying, la autolesión, la homofobia y la transfobia, pero la forma en que están tratados todos estos temas es la adecuada. Están reflejados mediante la primera persona por parte de Dylan, que los ha sufrido en su propia carne, con una profundidad que habría que destacar por lo bien llevada que está. Además, está muy bien expresada la marabunta de sentimientos contradictorios que tiene nuestro protagonista cuando se entera de que Jamie es transexual, que no podría estar mejor tratado. 

La historia de amor que surge entre los protagonistas es distinta a lo que solemos encontrarnos en este tipo de literatura, convirtiéndose en una historia cercana y totalmente creíble aunque dura a la vez. Sin embargo, era de esperar el final que se le da, por lo que se podría decir que es uno de los fallos más grandes de la obra al dejarte bastante frío. Si a lo largo de toda la novela consigues empatizar con ella, no es así con el final al resultar tan predecible. 

Es muy interesante el hecho de que Brie Spangler incorpore saltos en el tiempo en algunas partes de la historia por no contar nada relativo para la misma, aunque llega a ser confuso en ciertos capítulos porque los deja abiertos y no cierra la trama en el siguiente sino que se produce un salto en el tiempo sin mucho sentido.

La prosa de la autora es divertida y sarcástica, además de no tener pelos en la lengua a la hora de tratar ciertas realidades como las que ya se han mencionado con lo que se favorece el disfrute de la lectura. 
Si soy sincero, me apetecería tener que utilizar la silla durante un tiempecito. Muchas veces la gente me ve tan alto que en vez de hablarme, me gritan. Imagino que ahora, al estar a su altura, escucharán lo que tengo que decir.
Los protagonistas de la novela son personajes redondos y muy bien construidos, sobre todo Dylan como era de esperar. Dylan se hace tan real y es un personaje tan especial que empatizas con él desde el primer momento, pero pierde credibilidad con algunas de sus reacciones y puede ser desesperante (si bien es cierto que son muy pocos los casos en que sucede esto). Es un personaje, además, que sufre un proceso de evolución de lo más coherente. El resto de personajes, por su parte, se quedan en meros arquetipos y no pasan a ser recordados

El corazón de la Bestia es, en definitiva, una apuesta interesante y totalmente necesaria, con una historia dura pero a su vez cercana que se quedará para siempre clavada en tu alma.
4/5

11 marzo, 2017

Reseña: Hasta la última palabra, de Tamara Ireland Stone

Título: Hasta la última palabra
Título original: Every Last Word
Autor: Tamara Ireland Stone
Editorial: B de Blok
Número de páginas: 368
Año de publicación: 2016
Precio: 16,00€ (papel) / 5,49€ (ebook) / 5,22€ (Kindle)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro 
Si pudieras leer mi mente, no estarías sonriendo.

Samantha McAllister parece una chica como cualquier otra: maquillaje perfectamente aplicado, cabello perfectamente peinado. Pero bajo esta superficie se esconde un secreto que sus amigas, las más populares del instituto, jamás deben conocer: Sam tiene desorden obsesivo compulsivo y una y otra vez la asaltan pensamientos oscuros y preocupaciones que no puede controlar.

Su vida es una constante lucha interior por mantener unas apariencias que son vitales para ella. Es por eso por lo que cuando conoce a Caroline, una chica lista y con gran sentido del humor, Sam sabe que tiene que mantener oculta su relación tal como hace con sus visitas al psiquiatra.

Y es Caroline quien introduce a Sam en el Rincón de los Poetas, una especie de sociedad secreta compuesta por estudiantes que no encajan del todo en el instituto. En ese entorno, poco a poco comienza a sentirse más “normal” de lo que jamás se ha sentido… hasta que descubre una nueva razón para dudar de su sensatez y cuestionarse todo aquello que ha valorado hasta el momento.
Hasta la última palabra es la tercera novela de Tamara Ireland Stone, con la que ha ido cosechando éxitos tanto dentro como fuera de Estados Unidos (llegando a ser bestseller en el New York Times).

Samantha McAllister sufre un Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) que oculta en un afán de llevar una vida normal: ni siquiera las que fueran sus mejores mejores saben de su enfermedad y Sam tiene intención de que esto siga así. Sin embargo, cada vez se le hace más difícil ocultar sus ataques de ansiedad. Cuando empieza el nuevo año escolar, Sam conocerá a Caroline, con quien tiene una conexión inmediata y que será la primera persona a la que cuente su secreto. Caroline la llevará a un club secreto conocido como el Rincón de los Poetas, donde, asegura, "le cambiará la vida". 

La trama de la novela te atrapa, consiguiendo mantenerte en tensión desde el principio hasta el final. No hay en ella ningún capítulo que se haga más lento de lo normal, sino que todos ellos te impulsan a leer más. Con un ritmo ágil, ligero y vertiginoso Tamara Ireland Stone te mete de lleno en la historia de su protagonista.

A pesar de tratar un tema tan complejo como lo es una enfermedad mental, la autora de la novela lo ha llevado tan bien que es imposible no sentir como si fueras tú el protagonista de la historia. Tamara Ireland Stone demuestra que ha investigado mucho sobre este tipo de trastornos y ha sabido plasmarlo a la perfección en el papel. 

El final presenta un giro argumental totalmente sorprendente que te impide parar de leer hasta la última palabra. Es verdad que tenía la intuición de que podría estar sucediendo algo así, pero te deja sin palabras, con la boca abierta.
He estado abriendo frenéticamente una ventana tras otra, yendo de un enlace al otro, examinando un sitio tras otro, pero continúo siguiendo ese conejo blanco por la madriguera, intentando ofrecer a mi cerebro la información suficiente para alcanzar mi país de las maravillas particular.
Lo único que podría fallar respecto a la trama es el Rincón de los Poetas. Si bien la autora refleja de la mejor manera la relación que empieza a tener su protagonista con las palabras y con la escritura "a modo de terapia", te recordará en todo momento a El club de los poetas muertos, por lo que no es nada original en ese aspecto.

La prosa de Tamara Ireland Stone es otro de los puntos fuertes de la novela ya que, gracias a su tono tan bien logrado, consigue retratar a su protagonista y al trastorno que sufre, por lo que conectas con ella y con su historia en todo momento.

En cuanto a los personajes, Sam es un personaje redondo, que se te hace tan real como la vida misma y en la que observamos una evolución coherente. Sin embargo, no podría decirse lo mismo del resto de personajes, que son olvidables por ser meros estereotipos que no aportan nada. Si habría que destacar uno es AJ, que se hace querer, pero también está demasiado tipificado. 

Hasta la última palabra es, en fin, una novela conmovedora que te hechizará y con la que disfrutarás página a página. 
4/5

08 marzo, 2017

Noticias literarias: Tú eres la noche, la nueva novela de Francesc Miralles

Francesc Miralles ha anunciado a través de sus redes sociales (Facebook y Twitter) la publicación de su nueva novela, que llevará como título Tú eres la noche

Por el momento, se desconoce su sinopsis, pero el autor ha ido desvelando varios detalles de la obra a través de Facebook:

1. Esta canción «es muy importante para el protagonista de la historia».

2. El puente de Vallcarca «es un lugar fundamental de la novela, ya que aquí se produce el encuentro que va a cambiar la vida del protagonista, que vive muy cerca del puente».

3. Autoluminescent «es clave en esta historia de urbana oscuridad».

4. Esta cita de Roland S. Howard abre la novela: «Me entregué a las tinieblas: caí por la escalera en espiral, haciendo acrobacias en el vacío hasta llegar al fondo del abismo, y era un lugar suave».

Además, también podéis echar un vistazo a su portada, que es obra de Ricard López (podéis seguir su trabajo en su Instagram). Tú eres la noche llegará a las librerías el próximo 8 de junio de la mano de la editorial Montena.

06 marzo, 2017

Reseña: Rojo y oro, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Título: Rojo y Oro
Autor: Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Editorial: Alfaguara
Número de páginas: 446
Año de publicación: 2017
Precio: 16,95€ (papel) / 7,99€ (ebook) / 7,59€ (Kindle)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro 
Escuchad, mortales,
la historia de un dios que no quería vivir,
de una amazona obligada a matar
y de su libertad para siempre robada.
Aguardad y temed el despertar del caos:
cuando Eris abra los ojos,
la venganza al fin llegará.

Orión está cansado de ser el esclavo de Hera desde que su madre, la diosa del Caos, fue condenada por su ambición. Hera le ha tratado siempre más como un criado que como el dios que es. Y quiere que eso acabe.

Asteria está cansada de luchar. Desde que el pueblo de las amazonas fue arrasado hace años, ella y sus hermanas viven esclavizadas y obligadas a servir al Emperador de Élada como gladiadoras. Y quiere que eso acabe.

El mundo de Orión es dorado como solo puede serlo la grandeza de los dioses; el mundo de Asteria es rojo como solo puede serlo la sangre que derrama cada día.

Ambos buscan venganza hacia quienes los encadenaron en esos mundos.

Ambos buscan libertad, y harán lo que sea necesario para conseguirla.
Vuelven Iria G. Parente y Selene M. Pascual con Rojo y oro, una novela cuya trama gira en torno a la mitología griega que no te dejaré indiferente.

La trama de Rojo y oro es entretenida y me atrapó desde un primer momento, pero se podría decir que es demasiado simple y no aporta la profundidad que me hubiera gustado a la historia. La forma de presentar la sociedad del Mundo Superior es muy interesante (nunca me lo había planteado de este modo y se hace muy realista), pero ahí está el fallo que comentaba: está trazada con líneas muy generales y no ahonda en ella ni en cómo se fragua esa rebelión que está preparando Orión para cambiar el mundo de los dioses de una vez. 


Aun así, te mantiene en tensión a lo largo de la mayor parte de la historia, lo que te invita a no parar de leer, aunque tiene algún que otro capítulo que se hace más lento de lo normal y en el que cuesta seguir el hilo porque se vuelve pesado pero son tan pocos que pasan desapercibidos. 

La historia está narrada mediante tres narradores: se alternan los capítulos narrados por Orión y por Asteria respectivamente y, de vez en cuando, se ven interrumpidos estos capítulos por otros en los que se aporta más información de la historia "desde fuera" de los personajes (en tercera persona). Cabría resaltar estos últimos, puesto que recuerdan al canto del coro de las antiguas tragedias griegas y están muy bien conseguidos en cuanto al tono que se utiliza en ellos. 

No creo que hubiera un final mejor para Orión y Asteria: es el final que se merecían. A pesar de ello, sigue siendo un final de lo más simple y no ha logrado llegarme como debería, sino que me ha dejado con bastante indiferencia. 
Los dioses, al fin y al cabo, son criaturas egoístas que solo saben de bondad cuando esta les dispensa honor y gloria.
Como ya ocurriera en Sueños de piedra, en esta realidad tan fantástica se nos introduce una crítica de algunos aspectos de la sociedad -de los que sobresale el machismo- de una manera que encaja perfectamente en la ambientación de la historia, por lo que sería imposible separarlos. Sí que hay que mencionar, en cambio, que hay algunos párrafos en los que la crítica es tan obvia que parece metida con calzador y te despista respecto a la historia que se está narrando.

Si hay algo que me gusta de Iria y Selene es que tienen un estilo y una prosa impecables, a los que no se les puede poner ningún pero. Las metáforas que utilizan para relacionar conceptos son de lo más adecuadas y sus diálogos son muy inteligentes.

A destacar de este aspecto es el uso del femenino genérico por parte de las amazonas, pues es un detalle con mucho sentido pero en el que no se suele caer, lo que refleja todo el trabajo que ha sido llevado a cabo por parte de las autoras para conseguir una buena historia.

En cuanto a los personajes, están todos perfectamente trazados: son personajes redondos en los que podemos encontrar una serie de virtudes, pero también de defectos. De los protagonistas, Asteria es el personaje más interesante, ya que Orión llega a hacerse pesado.

Por último, habría que comentar las ilustraciones que acompañan a la narración, que son totalmente preciosas, por lo que me encantaba pasar de página y encontrarme ante una de ellas.

En definitiva, Rojo y oro es una novela que, a pesar de tener sus más y sus menos, va más allá de la típica novela de fantasía, pues se esconde en ella un mensaje muy necesario e importante.
3/5

20 febrero, 2017

Reseña: Aura, de Javier Ruescas y Manu Carbajo

Título: Aura
Saga: Electro
1. Electro
2. Aura
3. Némesis
Autor: Javier Ruescas y Manu Carbajo
Editorial: Edebé
Número de páginas: 314
Año de publicación: 2015
Precio: 18,99€ (papel) / 4,99€ (ebook) / 3,67€ (Kindle)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro / Edebé
Con el peso de la verdad sobre sus hombros, Ray, Eden y su nuevo compañero de viaje, Dorian, se dirigen a la Ciudadela en busca de ayuda. Pero el lugar no es el mismo desde que la chica lo abandonó: ahora la lucha de los rebeldes contra el gobierno se ha vuelto más encarnizada. Las reservas de energía comienzan a estar al límite y la gente se muere. El miedo se ha convertido en el arma más poderosa de los centinelas. Mientras Eden se enfrenta a su pasado y Ray intenta desentrañar sus sentimientos por ella, Dorian irá descubriendo poco a poco los límites de su auténtica naturaleza. Juntos deberán deshacer, antes de que sea demasiado tarde, la telaraña de secretos, mentiras y traiciones que amenaza con sepultar la verdad para siempre.
Aura es la segunda parte de la Saga Electro de Javier Ruescas y Manu Carbajo. Con una primera parte de lo más apasionante, ¿estará su continuación a la altura o cumplirá con eso de que las segunda partes nunca fueron buenas?

Mientras que Electro consiguió engancharme desde su primera página, la lectura de Aura me ha supuesto una ardua tarea. Si bien sus cuatro o cinco primeros capítulos te mantienen en tensión, el resto de la novela (salvo alguna que otra excepción) pasará sin pena ni gloria ante tus ojos. 

Me ha costado bastante meterme en la historia que nos presenta esta segunda parte, y su ritmo no es que me ayudara demasiado, por lo que me ha tomado muchísimo tiempo terminar de leerlo (no me llamaba lo suficiente la atención como para seguir leyéndolo). Cuando me acercaba a las 70 páginas, parecía que su ritmo se volvía más fluido y trepidante, pero no fue más que una falsa alarma: después de otras 20 páginas volví a perder el interés en la historia.

No es el ritmo el único causante de esta falta de interés, sino que no vamos a encontrarnos nada nuevo en Auraparece más bien una mezcla de clichés tomados al azar de aquí y de allá, ya sean del cine o de la literatura. Hay que mencionar también el espacio en que transcurre la novela, que podría haber sido de lo más curioso por resultar el contrapunto del que aparecía en Electro, pero que se queda en un quiero y no puedo: no termina de estar bien construido y aparece retratado de una forma muy superficial (me hubiera gustado que la sociedad tan turbulenta de la Ciudadela apareciera con una mayor profundidad de la que aparece, pues es uno de los puntos más importantes de esta segunda parte y no está nada bien llevada).

Son muchos los personajes que no conocíamos y que aparecen por primera vez en Aura, por lo que sus autores los dedican algún capítulo para que podamos comprender sus motivaciones. Sin embargo, los capítulos que nos cuentan los sentimientos de Dorian y su evolución como personaje se me han hecho muy pesados. El final, por su parte, es muy predecible a pesar de que te deja con ganas de saber cómo termina la saga.

En cuanto a la prosa de sus autores, mientras que Electro estaba escrito de una forma correcta, en Aura pareciera como si lo hubieran escrito deprisa y corriendo y no se han parado a corregir ciertos detalles. Son varios los párrafos en los que se dicen las mismas palabras o frases, por lo que se hacen muy repetitivos. Del mismo modo, aunque no son muchas, hay unas cuantas faltas de ortografía, y alguna de ellas bastante grave como es el caso de callera en lugar de cayera
-¡Ya estamos en guerra! ¡La guerra es una consecuencia de la revolución! ¿Quieres que se salgan con la suya? ¡Por Dios, Ray, espabila! ¡Mírate! Toda tu vida es una farsa por culpa de ellos. De Bloodworth, del complejo y de Ray. Ayer me dijiste que no eras como él. Demuéstramelo.
Por último, si bien sus personajes me parecieron muy coherentes en la primera parte de la saga, no he logrado entender sus motivaciones ni las de los nuevos personajes en esta nueva entrega y su evolución no termina de ser creíble. Me han producido desagrado incluso aquellos personajes que deberían de gustarme.

En definitiva, Aura no cumple con las expectativas después de una muy buena primera parte, sino que tira por la borda todo los buenos sentimientos que habían conseguido crearme sus autores hacia la saga. Sin duda alguna, habría que quedarse con Electro, olvidar todo lo que ha supuesto Aura y esperar que su tercera parte, Némesis, vuelva a estar a la altura de la primera.


2/5