23 marzo, 2017

Reseña: Una barba para dos y otros 99 microrrelatos eróticos, de Lawrence Schimel

Título: Una barba para dos y otros 99 microrrelatos eróticos
Autor: Lawrence Schimel
Editorial: Dos Bigotes
Número de páginas: 168
Año de publicación: 2016
Precio: 16,95€ (papel) / 5,99€ (ebook) / 5,69€ (Kindle)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro / Dos Bigotes
Una barba para dos apuesta por el erotismo en pequeño formato a través de cien microrrelatos que retratan con ironía y ternura un amplio muestrario de escenas cotidianas de la vida gay en los tiempos de Grindr.

Coleccionistas de ligues de una noche, defensores de la monogamia, románticos empedernidos y practicantes del poliamor son solo algunos de los protagonistas de esta provocativa colección de cuentos inéditos que vuelve a demostrar la inventiva desbordante de Lawrence Schimel.

El autor, galardonado en dos ocasiones con el Lambda Literary Award, dibuja un complejo mapa emocional y sentimental en el que reivindica la sexualidad en todas sus variantes, ofreciendo un canto a la vida atrevido y sin prejuicios.
Una barba para dos es una colección de microrrelatos eróticos de muy diversa índole: puedes encontrar en ella desde relatos tiernos e, incluso, divertidos hasta relatos repletos de carga sexual. Son estos últimos los que más presencia tienen en la obra, aunque, si tuviera que quedarme con uno de los grupos en los que los acabo de dividir (que no son, a fin de cuenta, más que etiquetas), sería sin duda con los relatos tiernos: a pesar de su brevedad, están tan bien escritos que consiguen llegarte.

En cuanto a los relatos con más carga sexual, habría que decir que son de lo más excitante y que no rozan, en ningún momento, la vulgaridad. Era ese mi mayor miedo a la hora de emprender mi primer acercamiento al género erótico, que pasasen de lo erótico a lo vulgar, pero Lawrence Schimel consigue quedarse en lo primero. Habría que señalar, además, que no sobra ni falta en ellos ni una sola palabra: se nota que son relatos que están muy trabajados y en los que cada palabra está elegida a conciencia
Cerré los ojos, nos besamos, y con los párpados todavía cerrados vi las estrellas.
La mayoría de los microrrelatos tienen un denominador común, que es su final abierto. Esta técnica funciona la perfección en su gran mayoría, pero es verdad que en ocasiones te deja con ganas de más y no termina de cuadrar ese tipo de final en algunos de ellos.

El gran problema que tiene Una barba para dos es que, a pesar de contener relatos tan distintos entre sí, pueden llegar a ser repetitivos y a hacerse pesados una vez te vas acercando al final de la obra
3/5

1 comentarios :

  1. Solo he leído un libro que se parezca a este leyendo tu reseña, y es Erotika, me gustó pero como tu dices, a veces los micro relatos te dejan con ganas de más por que sus finales son muy abiertos.
    Gracias por la reseña.
    Saludos!

    ResponderEliminar