28 junio, 2017

Crítica de cine: Power Rangers (2017)

Título: Power Rangers
Título original: Power Rangers
Director: Dean Israelite
Productor: Haim Saban, Brian Casentini, Marty Bowen, Wyck Godfre
Guionista: John Gatins
Intérpretes: Dacre Montgomery, Naomi Scott, RJ Cyler, Ludi Lin, Becky G., Elizabeth Banks, Bryan Cranston, Bill Hader
Año: 2017
Duración: 124 min.

Vuelven los Power Rangers a la gran pantalla con una película dirigida por Dean Israelite que ha cosechado críticas más bien mediocres a pesar de la gran expectación que consiguió antes de su estreno. Saban's Power Rangers, título por el cual también se conoce al filme, es un reboot de Mighty Morphin Power Rangers, la primera serie de televisión centrada en el grupo de jóvenes superhéroes que se caracterizan por sus armaduras de colores.

Cinco adolescentes sin ningún tipo de relación aparente coinciden en una mina de acceso restringido, donde encuentran piedras de distintos colores que les dotarán de una fuerza descomunal. Tras ello, descubren una nave espacial donde conocerán la verdad: son los nuevos Power Rangers y tendrán que detener a la recién resucitada Rita Repulsa, quien quiere apoderarse del universo.

Es esta, de forma muy resumida, la sinopsis de la película, que resulta entretenida desde el primer momento a pesar de que tiene un ritmo más bien pausado a excepción de los minutos finales. Se hace, en algunas escenas, un poco lenta para el espectador, quien solo tiene un pensamiento en mente: que transcurran lo más rápido posible —llega a desear, incluso, saltarse esas escenas para no tener que soportar una secuencia que se vuelve algo soporífera—. Cabría esperar que Power Rangers fuera un filme repleto de acción, pero no se encuentra apenas rastro de ella excepto en los minutos finales, cuando empieza a coger buen ritmo. Ahora bien, los efectos especiales son pasables: no son lo mejor de la película, pero tampoco lo peor.

Los personajes llevan consigo historias personales que los hacen actuar de una manera u otra y están bien construidos, aunque a través de ellas se tratan una serie de temas en un intento de dotarlos de trasfondo, pero no están del todo bien desarrollados, pues se tratan de manera superficial y, en ocasiones, no tiene sentido cómo aparecen reflejados. Además, parece que establecen amistades unos con otros de la noche a la mañana, lo que no se entiende. Hay que decir, también, que las actuaciones son más que aceptables, aunque no llegan a ser espléndidas. 

Por último, los diálogos de la cinta son un tanto vacíos, incluyendo guiños a otras películas de acción, superhéroes o ciencia ficción como Transformers o Spider-Man con el fin de causar gracia es el Power Ranger azul quien debería de crear risa en el espectador aunque no logra tal efecto.


Saban's Power Rangers es, en conclusión, una película entretenida pero que no llega a más a pesar de tener varios aciertos, ya que los defectos consiguen superarlos.

4 comentarios :

  1. ¡Hola!
    La verdad nunca fui gran fan de los Power Rangers. Que pena que tenga tantos puntos malos, porque podría ser, al menos, entretenida...
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Estos personajes me han pillado mayor, nunca sentí la menor atracción por ellos, aunque los sufrí por mis sobrinos, jaja.

    Un beso 💋

    ResponderEliminar
  3. Hello!!
    Pues yo ví la serie de pequeña y ahora de mayor es más que cutre jajaj pero es lo que había entonces. La película no me llama especialemnte la atención, prefiero quedarme con el otro recuerdo por cutrecillo que sea :P y con lo que dices de ella... menos todavía.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Holaaa
    No he visto la película aun, y quiero hacerlo, aunque no iré con grandes expectativas debido a lo que nos cuentas, pero aun así, por mi amor a los Power Rangers no puedo no verla
    Un besazo ^^

    ResponderEliminar